30 diciembre 2020

LA GRAN LECCIÓN: 2020

» De nada nos sirve saber lo que más conviene hacer sino somos capaces de hacerlo «.

Ha sido un año que me ha enseñado a entender mis limitaciones y al mismo tiempo a valorar lo que tenemos.Partiendo de una adaptación constante a las exigencias momentáneas, para poder ver e interpretar lo que iba sucediendo.La velocidad en la que pasaban las cosas, te obligaba a rápidas y continuas transformaciones en nuestra atención y comunicación constante, aprendiendo a focalizar antes de actuar.

Cuando planificamos tendemos a imaginar un panorama en el que todo sale bien.Consecuentemente solemos infravalorar la probabilidad de que otros aspectos influyan en nuestros proyectos vitales, lo que requiere, centrarse en las alternativas, no en los problemas, para reconducir las situaciones adversas.

Hacer un esfuerzo extra.Lo que te hace mejorar es querer mejorar y querer hacer lo que toca hacer para mejorar.En un año tan complicado y extraño, saber aguantar en los momentos duros pensando que va a cambiar y al mismo tiempo ser lo suficiente cabezota para pensar que las cosas saldrán bien cuando no han salido la primera vez, ni la segunda ni a la décima vez, es cuando he aprendido a asumir las dificultades para después, superarlas.

Para mejorar somos nosotros mismos los que debemos evaluarnos.Cómo lo hemos realizado, fijándonos en qué hemos hecho mal, qué hemos aprendido.Nosotros mismos tenemos que pensar sobre lo que se ha trabajado para comprender lo que hemos aprendido y entender lo que necesitamos hacer.

En todas las actividades que realizamos se puede mejorar, cuando sentimos que mejoramos, queremos continuar.Pero no nos engañemos, toda mejora requiere de esfuerzo, especialmente, mental.

El esfuerzo es necesario para adquirir la excelencia, siempre debemos elogiar el esfuerzo que realiza un individuo o colectivo, un esfuerzo asentado en tres recursos: cariño, exigencia y comunicación.

Porque nada importante en la vida se logra sin esfuerzo, las crisis nos dan la oportunidad de desarrollar actitudes que son fundamentales para seguir pedaleando y encarar la vida con más espíritu.

Porque si nos quedamos con el pesimismo y el victimismo, nos pararemos y como consecuencia, la bici dejará de circular, y el desaliento llevará a empeorar las diferentes situaciones que debemos resolver.

Cuando dedicamos tiempo a realizar un trabajo y nos importa, una vez conseguido, obtenemos una gran satisfacción.

En ocasiones, no siempre gana el mejor, sino el que más resiste, el que tiene más capacidad de sacrificio.

» No borres nunca ningún día de tu vida.Los más fantáticos y bonitos, te han dado felicidad.Los grises y malos, te han dado experiencia.Y los más horribles, te han enseñado a vivir.

Debes tener un rinconcito de tu corazón, para guardar todos los recuerdos cerrados con llave y entregas las llaves al cerebro.Cuando te venga de gusto, le dices al cerebro que abra.Y tú mismo… «.

I’M AFRAID TO JUMP: JUMP !!!

Francesc Canals

Fundador de I am Winners, con más de 20 años de experiencia en baloncesto femenino.

Winners Tech Academy

Sabemos que para ti no solamente es jugar a baloncesto, es llegar a dominar las técnicas a un nivel profesional. Por eso te ofrecemos un programa continuo de perfeccionamiento que te permitirá alcanzar tus metas.

You have Successfully Subscribed!